jueves, 19 de marzo de 2009

Te escribo desde tu tierra

Querido Antonio:
Por una pirueta del destino, las cartas que tu hermano Manuel y tú escribisteis desde la cárcel pocos meses antes de que os fusilaran en otoño del 39, llegaron a mis manos un frío invierno de hace ahora dos años. Siempre agradeceré a la vida la oportunidad que me brindó de conoceros a través de la dolorosa lectura de vuestras últimas cartas: la oportunidad de conocer a dos personas tan íntegras, cabales y honestas como vosotros es para mi todo un honor y suponen una lección de compromiso con la sociedad, en tiempos en los que corren, donde tanta falta nos hacen personas de tan alta catadura moral como fuisteis vosotros. Hoy te escribo desde tu tierra, Sevilla, para decirte que aunque vosotros nunca lo llegasteis siquiera a imaginar, tu nombre, Antonio y el de tu hermano, Manuel, no se borrarán ya nunca de la historia, porque tarde o temprano, las personas que hemos recogido vuestra bandera los grabaremos en el mismo corazón de éste país. Estad seguros, mis hermanos, que se os dará el honor y gloria que os merecéis.

¡Salud y Memoria a los Álvarez Vega!
Paqui Maqueda Fernández.
Vicepresidenta de la Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia.